Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
   
Cómo atender mejor a nuestros mayores Guía Práctica
EL CÁNCER
Imprimir


El cáncer
La frecuencia de padecer el cáncer en la persona mayor es diez veces mayor que en el resto de las edades. Esto es debido a un mayor tiempo de exposición (por ejemplo, en la persona mayor que fuma la acción cancerígena del tabaco se le ha acumulado durante más años que en una persona joven que fuma) de todos los factores cancerígenos y a una disminución de las defensas que ocurre con la edad. El cáncer no significa, ni mucho menos, muerte. En la actualidad muchos de ellos se curan, incluso en las personas mayores. También hay que desterrar la idea de que el cáncer en los mayores es menos agresivo y crece más lentamente. Hay que responder a esta enfermedad con las mismas armas que en edades más jóvenes: cirugía, quimioterapia (medicamentos propios para tratar el cáncer) y radioterapia (radiación propia para el tratamiento del cáncer). No es correcto una actitud de no hacer nada por el hecho de que sea una persona mayor y esta actitud debe tenerse en cuenta por todos, tanto por los profesionales, como por la familia y por la propia persona afectada.

La diferencia principal del cáncer en las personas mayores con respecto a los más jóvenes es su localización. Así, en los hombres los cánceres más frecuentes son el cáncer de próstata, el de colon y recto, y el del pulmón. En las mujeres, sin embargo, el cáncer más frecuente es el de mama, seguido del cáncer de ovario, pulmón, colón y recto.

Las personas mayores deben de participar activamente de los programas de cribado del cáncer.

La decisión de operarse

Casi el 50% de las personas mayores han pasado ya o van a pasar por un quirófano. Incluso son frecuentes las cirugías en mayores de 80 y 90 años. Cada vez el desarrollo de la cirugía es mayor y las técnicas quirúrgicas así como las medicaciones utilizadas en la anestesia son mejores, por lo que cada vez el riesgo de la cirugía es menor.

No obstante el tratamiento quirúrgico de cualquier enfermedad es siempre agresivo, por lo que habrá que sopesar bien los riesgos y los beneficios de cada cirugía en concreto, que el médico debe dar a conocer, al igual que las alternativas a la cirugía. Una vez con todos los datos, será cuando se decida si se interviene o no.

Los factores que aumentan el riesgo quirúrgico son tener que realizar una cirugía urgente, padecer enfermedades cardiacas o pulmonares, ser fumador, ser obeso y el tiempo de anestesia (cuanto más tiempo más riesgo) sin que importe su tipo (general o raquídea).

Recomendaciones al operarse

La edad no debe influir en la toma de la decisión; no se deben cerrar puertas ni disminuir las posibilidades de curación por este motivo. Sí son importantes las enfermedades que se padecen, sobre todo las del corazón y las pulmonares.

- Antes de la operación, deje de fumar o de tomar cualquier otro tóxico que este consumiendo.

- Después de la operación, el secreto es intentar movilizarse lo antes posible. Mientras esté en cama, mueva las piernas de manera frecuente con el fin de prevenir la formación de trombos en las piernas que le puedan ir al pulmón. En la cama, si se lo permite el médico, intente estar sentado para que pueda toser bien, expulsando así todas las secreciones pulmonares, y evite coger las infecciones pulmonares.

Realice usted mismo a su familiar el siguiente test, que sirve para saber si la persona mayor sufre problemas de audición que requieren de un especialista:
- ¿Tiene dificultades para entender en medio del bullicio?

- ¿Necesita que le repitan a veces las cosas?

- ¿Le dicen los allegados que oye mal?

- ¿Tiene tendencia a elevar el volumen de la televisión o de la radio?

- ¿Duda si ir a las reuniones familiares porque tiene dificultades para seguir las conversaciones?

Si contesta afirmativamente a tres o más de estas preguntas, probablemente sufra presbiacusia y necesite ir cuanto antes al médico.






Boletines  Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de la Guía Práctica     Ver las portadas de...  

Por qué se envejece
 
Comprender la dependencia. Señales de alarma
Personas mayores dependientes
El cuidador
Las principales enfermadades incapacitantes
  GUÍAS PRÁCTICAS
 
Ver todo sobre:
Salud
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©FUNDACIÓN EROSKI