Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
   
Cómo atender mejor a nuestros mayores Guía Práctica
CÓMO CUIDARSE PARA SEGUIR CUIDANDO MEJOR
Introducción
Consecuencias del cuidado en la vida del cuidador
Cómo detectar cuándo el cuidado de una persona nos está haciendo daño
Darse cuenta de que es necesario cambiar
Cuidarse para mantener la propia salud de bienestar
Pedir ayuda a otros familiares
Poner límites al cuidado
Pensando en el futuro
Cuidar de la propia salud
Test sobre la carga del cuidador
Test de Yesavage reducido para detectar la depresión
Pensando en el futuro
PENSANDO EN EL FUTURO
Imprimir


Aprender a anticiparse a los problemas es una estrategia que puede ayudar a los cuidadores a cuidar mejor de sí mismos y de sus familiares. Prever las situaciones difíciles puede servir para evitar muchos problemas y una buena fórmula para ello es planificar el futuro. Es conveniente hacerlo cuanto antes, implicar al familiar que recibe el cuidado en todas las decisiones que sea posible (legales, económicas o de otro tipo) y tomar decisiones antes de que la situación sea crítica (traslado a una residencia, agravamiento de una enfermedad, etc.).

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que muchos de los dilemas que deben afrontar los cuidadores no cuentan con una única solución. Una misma situación (por ejemplo, ingreso del familiar en una residencia, distribución del cuidado entre los miembros de la familia, herencia, etc.) puede resolverse de distintas formas, cada una de las cuales tendrá ventajas e inconvenientes.

Medidas útiles para planificar el futuro

1. Conocer la evolución de la enfermedad:

Tener información acerca de cómo suele evolucionar la enfermedad que padece su familiar puede ayudar a la persona que cuida a estar preparada para afrontar situaciones futuras y anticipar posibles cambios y adaptaciones que será necesario realizar en la forma de los cuidados o en el entorno de la persona cuidada.

Una buena forma de resolver problemas es que todos los miembros de la familia se reúnan y expresen libremente lo que creen que es mejor respecto a cada decisión que se está debatiendo (por ejemplo, los hermanos pueden hablar sobre cómo se van a encargar del cuidado de los padres en cada momento, cómo va a participar cada uno de ellos en este cuidado, etc.). De esta forma se evita tomar decisiones precipitadas y cometer algunos errores en el futuro.

2. Consultar con otras personas:

Consultar con profesionales, amigos, etc. acerca de decisiones importantes como, por ejemplo, cuándo puede ser conveniente el ingreso en una institución, puede ser de gran ayuda para los cuidadores. De este modo podrán contemplar otros puntos de vista, lo que favorecerá que tomen decisiones fundamentadas en bases más sólidas.

3. Asegurar la atención de nuestro familiar:

Es recomendable que los cuidadores dispongan de los planes necesarios para asegurar que su familiar siempre estará atendido. A veces ocurre que, por diversos motivos, una persona que cuidaba a su familiar no puede seguir haciéndolo. Esto, que puede ocurrir durante un tiempo limitado o de forma continuada, crea una difícil situación que debe resolverse. Hay familias en las que algunos de sus miembros se responsabilizan de que en caso de que el cuidador principal no pueda seguir haciéndose cargo de su familiar, éste pasará a ser atendido por otra persona de la familia o ingresará en una residencia.

4. Utilizar un mediador:

Una estrategia muy útil es pedir la colaboración de un "mediador". En algunos casos, especialmente si existen desacuerdos muy marcados entre los familiares acerca de algunas decisiones (traslado a una residencia, cuáles van a ser las responsabilidades de cada miembro en el cuidado, etc.) puede ser conveniente que alguien ajeno a la familia, por ejemplo, un amigo de la familia o un profesional, actúe como mediador para guiar las conversaciones, favorecer el intercambio de opiniones y orientar en la toma de decisiones.


Poner límites al cuidado
Pág. 8 de 11
Cuidar de la propia salud


Boletines  Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de la Guía Práctica     Ver las portadas de...  

Por qué se envejece
 
Comprender la dependencia. Señales de alarma
Personas mayores dependientes
El cuidador
Las principales enfermadades incapacitantes
  GUÍAS PRÁCTICAS
 
Ver todo sobre:
Salud
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©FUNDACIÓN EROSKI