Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
   
Cómo atender mejor a nuestros mayores Guía Práctica
COMPRENDER LA DEPENDENCIA. SEÑALES DE ALARMA
Introducción
¿Qué es la dependencia?
¿Cuándo es dependiente una persona mayor?
Efectos y tipo de dependencia
Señales de alarma ante la dependencia
¿Qué es la dependencia?
¿QUÉ ES LA DEPENDENCIA?
Imprimir


La definición de la dependencia provoca todavía una discusión abierta. El Consejo de Europa describe en 1998 la dependencia como un estado en el que se encuentran las personas que "por razones ligadas a la falta o la pérdida de capacidad física, psíquica o intelectual tienen necesidad de asistencia o ayudas importantes para realizar las actividades de la vida diaria". De forma similar, la OMS la define en 1980 como la "restricción o ausencia de la capacidad de realizar alguna actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal". Entre las actividades observadas figuran las de la vida diaria: asearse, vestirse, comer y beber, cuidar del propio bienestar, preparar la comida y cuidar la vivienda, así como participar en la movilidad.

El concepto de dependencia se puede ampliar al ámbito social. Una persona se puede considerar socialmente dependiente cuando como consecuencia de limitaciones severas de orden físico o mental requiere la ayuda de otra persona para realizar actos vitales de la vida cotidiana.

El elemento esencial de estas formulaciones es que la dependencia toma su carácter definitivo cuando se necesita de manera sistemática la ayuda de otra persona.

El listado de actividades más utilizado en los diferentes estudios para la clasificación y medición del grado de dependencia se basa en cuestionarios que miden la necesidad o no de ayuda de una o más personas en las actividades básicas de la vida diaria (comer, control de esfínteres, andar, asearse, vestirse, bañarse) y/o instrumentales (usar el teléfono, comprar, preparar la comida, tareas domésticas, utilizar transporte, tomar la medicación, administrar dinero, salir a la calle).

De acuerdo a las actividades de la vida diaria (básicas e instrumentales) enumeradas previamente, la dependencia se clasifica en:

Dependencia leve: necesita ayuda en menos de 5 actividades instrumentales.

Dependencia moderada: necesita ayuda en una o dos actividades básicas o más de 5 actividades instrumentales.

Dependencia grave: necesita ayuda en tres o más actividades de la vida diaria.


Introducción
Pág. 2 de 5
¿Cuándo es dependiente una persona mayor?


Boletines  Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de la Guía Práctica     Ver las portadas de...  

Por qué se envejece
 
Comprender la dependencia. Señales de alarma
Personas mayores dependientes
El cuidador
Las principales enfermadades incapacitantes
  GUÍAS PRÁCTICAS
 
Ver todo sobre:
Salud
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©FUNDACIÓN EROSKI